Recordatorio

No somos profesionales, simplemente nos gusta leer y tenemos tiempo libre, así que a veces cometemos errores.

lunes, 14 de agosto de 2017

Reseña: El abanico de seda

Título: El abanico de seda

Autora: Lisa See

Sinopsis: En una remota provincia de China, las mujeres crearon hace siglos un lenguaje secreto para comunicarse libremente entre sí: el nu shu. Aisladas en sus casas y sometidas a la férrea autoridad masculina, el nu shu era su única vía de escape. Mediante sus mensajes, escritos o bordados en telas, abanicos y otros objetos, daban testimonio de un mundo tan sofisticado como implacable. El año 2002, la autora de esta novela viajó a la provincia de Huan, cuna de esta milenaria escritura fonética, para estudiarla en profundidad. Su prologanda estancia le permitió recoger testimonios de mujeres que la conocían, así como de la última hablante de nu shu, la nonagenaria Yan Huanyi. A partir de aquellas investigaciones. Lisa See concibió esta conmovedora historia sobre la amistad entre dos mujeres, Lirio Blanco y Flor de Nieve.

Editorial: Salamandra.

Número de Páginas: 320

¡Bienvenidos a la Mazmorra! ¡Frederika a vuestro servicio!

No, muggles, esta vez no vengo a hablar de una novela de fantasía, ¡pero sí de una fantástica! Mi querida kamaitachi, decidida a destrozarme el corazón, me la recomendó cuando comenté que quería encontrar alguna novela china para cambiar de aires. No sé si odiarla o no por ello.

El abanico de seda es la historia de dos niñas, Lirio Blanco y Flor de Nieve, que han nacido el mismo año, cuyos nombres tienen unos caracteres parecidos y sus pies son bastante similares, lo cual permite que se conviertan en laotong. Es decir, amigas eternas, personas que nunca se unirán a una hermandad femenina porque lo suyo va más allá. Las laotong tienen una relación matrimonial que las hace especiales, almas gemelas, y es algo que hasta los maridos respetarán permitiendo que las chicas duerman juntas cuando se visiten la una a la otra.

Este libro es, por tanto, la historia de las niñas chinas del siglo XIX que, antes de cumplir los ocho años, tenían que enfrentarse a la prueba casi mortal de que les venden y destrocen los huesos de los pies para conseguir que se vean como flores de loto y así agraden a los hombres. Es la historia de mil años de antigüedad de mujeres que crearon un sistema de escritura simple para hablar entre ellas sin que ningún hombre pudiera espiarlas.

Es la historia de dos mujeres que deberían haber sido más felices pero cuyas circunstancias no se lo permitieron.



La autora, Lisa See, se crió en el barrio chino de Los Ángeles y es descendiente de emigrantes chinos. No solo eso sino que viajó a la China profunda para poder informarse para escribir este libro. Y lo hace de tal forma que los occidentales podamos ver a través de los ojos de un personaje bonito, triste y conformista cómo era el día a día de una mujer lo suficiente valorada como para no tener los pies planos de las campesinas. Así que creo que podemos darle un voto de confianza en cuanto a realismo histórico. 
El libro presenta a una Lirio Blanco, ya demasiado mayor para ser de utilidad a su familia, que decide escribir su vida con Flor de Nieve, volviendo atrás en el tiempo y contándonos sus primeros días cuando todavía se le permitía salir al exterior. Con una buena narración en primera persona, que a veces nos spoilea porque no escribe de forma completamente cronológica pero se siente de una forma orgánica y honesta, Lirio Blanco nos habla de sus tradiciones, de cómo la obligaron a caminar sobre sus pies vendados, de cómo conoció a una chica que fue más que especial para ella y con la que comía dulce en sus visitas a un templo, cómo llegó a casarse y a sufrir por engendrar hijos varones, y cómo afrontó el mundo de los hombres cuando irrumpió violentamente en su hogar. En especial, de cómo se comunicaba con su querida amiga gracias al nü-shu (女書 que se lee como mujer y escritura) o lenguaje secreto de las mujeres.

No es una novela, lo que se dice, agradable. Aquí no encontraréis a heroínas que hagan una defensa del feminismo, pero sí reflexiones tristes sobre el destino de las mujeres. Conformismo pero también la reflexión de una dama anciana que es capaz de reconocer los errores que cometió en el pasado.

El estilo es sencillo, directo y se deja leer sin problemas en gran parte gracias a la gran traducción. El vocabulario es bueno, se nota dominio del campo que se está tocando y la mayor parte de los personajes son femeninos. Resulta refrescante que los personajes masculinos no reciben nombre. Hablan de Esposo, esposo de Flor de Nieve, Hijo Mayor, Hermano Mayor, y detalles variados. Muchas mujeres tampoco tienen nombre, quizás porque Lirio Blanco pretende ocultar sus identidades, pero las importantes sí (al contrario que los señores).

Cualquiera que lea leer sobre la vida de las mujeres chinas, debería darle una oportunidad a este libro. Eso sí, si tiene estómago, porque la parte de la ruptura de pies me hizo rechinar dientes y retorcerme el sombrero y mi vara para no despertar a Green y Lyra [L: ;_;] [G: ;_;] mientras dormían.

¡Esperad al análisis porque hay mucho que hablar de este maravilloso libro!


Así abrazaría yo a Lirio Blanco y Flor de Nieve si pudiera, ay.

Otra reseñas:

http://www.bizarriasdebelisa.com/2012/07/el-abanico-de-seda-lisa-see.html 
http://proyectopalabrademujer.blogspot.com.es/2015/01/resena-del-libro-el-abanico-de-seda_28.html
http://www.letrasentinta.com/2011/11/3-reto-30libros-uno-que-sea-un-placer.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario