Recordatorio

No somos profesionales, simplemente nos gusta leer y tenemos tiempo libre, así que a veces cometemos errores.

sábado, 30 de abril de 2016

El Síndrome de la Pitufina y el Foco de La Chica Especial



Lectores, lectoras, voy a ayudar un poco a Rika con sus artículos feministas y voy a hablaros de ciertas cosas que llevan tiempo molestándome en el mundo de la ficción. De mano de mi bruja favorita tenemos ya dos artículos, bastante extensos y completos, sobre el Falso Feminismo en la fantasía medieval, y sobre la Mirada Masculina en literatura en general.

¿Qué os podría contar yo aparte de eso?

Quisiera hablaros del Síndrome de la Pitufina y de cómo dicho Síndrome genera una sensación (aunque no siempre) en el lector o espectador, que yo denomino: Foco de La Chica Especial.

Para los que no lo conozcáis, el Síndrome o Principio de la Pitufina se resume en la existencia de una única mujer dentro de un grupo masculino (4 pjs para arriba), ya sea dicho grupo protagonista o secundario. Este personaje, la Pitufina, participa en la historia como apoyo, como estereotipo o para dar un toque femenino al guión, pero nunca o casi nunca con un rol significativo o fundamental, para así atraer a las chicas y que puedan sentirse identificadas con ella. Concedo que cada vez más existen ejemplos en los que la Pitufina del grupo a veces es la jefa o la protagonista, pero no es la norma.

Como si no pudiéramos identificarnos con hombres, ¿eh?
Como si no lleváramos haciéndolo toda la vida porque las Pitufinas,
desgraciadamente, son personajes más planos que Holanda o representan
siempre el mismo tipo de personaje-mujer



Esto no es más que un reflejo de la situación de la mujer en la sociedad patriarcal, donde el 90% de los integrantes de una junta directiva, por ejemplo, es masculino y el 10% restante es femenino. Así que hay Pitufinas por todas partes: la Señorita Piggy en Los Teleñecos, la Princesa Leia en Star Wars, Penny en las primeras tres temporadas de The Big Bang Theory, Gamora en Guardianes de la Galaxia, Viuda Negra en Vengadores, Henley en Ahora me ves, Kanga en Winnie-the-Pooh, April en Las Tortugas Ninja, Ariadne en Origen, Teresa en El Corredor del Laberinto, Sue Storm en los 4 Fantásticos, Victoria en el primer libro de Memorias de Idhún, Larxene en el grupo de la Organización XIII, Mina en la Liga de los Hombres Extraordinarios, Roxy en Kingsman, y casi todos y cada uno de los personajes que interpreta Megan Fox (la actriz Pitufina por excelencia) en cualquiera de sus películas. Vamos, que un sinfín de ejemplos que se pueden encontrar en literatura, cine, cómics o videojuegos.

Pensadlo. Visualizad esos ejemplos, ¿a que está un poco más claro ahora?




El Síndrome de la Pitufina no genera Falso Feminismo por defecto, porque es un hecho que puede darse en cualquier historia, en cualquier ámbito y de cualquier manera. La Pitufina del grupo puede ser la protagonista. No tiene porqué estar mal insertada en un mundo de hombres y querer ser como ellos (porque ella también tiene derechos, aspiraciones y todas esas cosas). La Pitufina puede ser una chica coherente para con su mundo y situación. Sin embargo, casi siempre perpetúa estereotipos generales, clichés rebabosos y situaciones trilladas porque es la única mujer y las interacciones con el resto de personajes hombres no dan para más, o ser una completa inútil (como se puede apreciar en este artículo de mano de Cinefagia de Sociedades). Aun con todo eso me atrevería a decir que en algunas ocasiones, una Pitufina no es un mal personaje y tiene sentido dentro de su mundo de hombres.

Un ejemplo de esto podría ser Eowyn de El Señor de los Anillos, que vive en un mundo machista, un mundo de hombres guerreros. Es la única mujer de su grupo, los Rohirrim, donde no hay más mujeres con las que hablar (ni siquiera de los hombres de su alrededor). Que sepa pelear no chirría tanto como en otros casos porque no es la mejor peleando, pero sabe manejarse gracias al mismo entrenamiento que puede haber recibido Eomer. Tiene coherencia interna que ella, como escudera de Rohan, sepa combatir con la espada porque es algo que se establece como una regla dentro de ese mundo: las mujeres de la Corte de Rohan, al contrario que las campesinas y otras mujeres del reino, aprenden a pelear en su juventud. Eowyn, siendo una mujer de la Corte de Rohan, sabe pelear y eso tiene sentido.

Es una Pitufina, pero no genera lo que más arriba he llamado Foco de La Chica Especial.

La Pitufina, por norma general, no es un personaje-persona, es un personaje-chica. Es la Mujer, es la Chica, la cosa diferente dentro del grupo, como colocan muchas veces al personaje Negro o al personaje Chino. Es el Síndrome de un grupo de amigos masculinos que se acentúa por una mujer solitaria, donde los chicos son el héroe, el secundario, el científico, el tío cachas, el tímido, el orgulloso y un montón de papeles más y donde la chica es… simplemente eso, La Chica.

Además siempre son humanoides para que el lector o espectador pueda imaginarse en la cama con ellas sin que les de asco. No tenéis más que daros una vuelta por los clásicos juegos MMORPG, dónde los diseños masculinos son múltiples y variados, y los femeninos... A ver, tienen sus diferencias, pero están cortados por el mismo patrón siempre (y ni siquiera me meto a hablar de las armaduras).

La Pitufina, aunque antes era el prototipo de mujer rubia y tonta-florero, actualmente puede caer en el ya trillado cliché de la Mujer Diferente porque hace cosas de hombres, la mujer que se salta las reglas, a la que le hacen bromas sobre si se romperá una uña al pegar y la que pega la paliza del siglo para vengarse de dicha broma, y a la que los hombres admiran o la temen según sea el caso porque se remarca una y otra vez por parte del autor o autora que es igual de buena o mejor que ellos. Es la que coge la espada o la pistola aunque ninguna otra mujer piense o haya pensado en hacerlo, la que imita la forma de ser y comportamientos masculinos porque para el autor/a eso es ser Fuerte e Independiente. Es la Mujer que impresiona a los hombres porque es mejor que ellos, porque combate mejor que ellos, porque es badass, ruda, fuerte, carismática, independiente, sexy, femenina y sensual al mismo tiempo y los hombres de su grupo y alrededores no pueden dejar de notarlo porque es Diferente, porque es una Mujer que hace esas cosas, porque es Especial y eso la separa de las demás mujeres anodinas y aburridas del entorno. Es ese tratamiento por parte del autor/a hacia los personajes femeninos lo que genera el Foco.


Si el personaje Pitufina es además el más poderoso,
el efecto del Foco puede acentuarse.

El Foco de la Chica Especial es la mala sensación (sobre todo a lectoras o espectadoras) que te da un personaje femenino porque es todo lo que reivindicamos las mujeres para que se represente en la Literatura o Cine, concentrado en una única figura, pero malformado porque se mete en medio la Mirada Masculina. El Foco, junto a la Mirada, hace que una mujer no sea una persona común, con sus flaquezas, fortalezas y personalidad, aunque dicha personalidad sea estereotípica (como muchos personajes masculinos), si no un personaje subido a un pedestal bajo un enorme foco de luz que brilla demasiado y que puede llegar a hacer daño. Es un personaje que tiene que hacer todo lo que hacen los hombres para que las lectoras vean lo fuerte e independiente que es y que puedan identificarse con ellas sin temor a ser tildadas de cliché, y además seguir siendo una mujer 100% para ellos: deseable, sexy, apetecible, hermosa, femenina...



El Síndrome, como todo en esta vida, está evolucionando, y el relevo se está dando poco a poco a base de usar la fórmula del 3+2, en dónde en un grupo de cinco personajes hay tres chicos y dos chicas. He de admitir que, según el caso, esta fórmula hace que el Foco se diluya un poco (como por lo menos a mí, me ha pasado en la recientemente estrenada Capitán América: Civil war) o que pase todo lo contrario, que se acentúe porque las dos chicas siguen siendo Las Chicas. A ojos de la industria, tanto en cine como en literatura, (esto creo que lo trataré en otro artículo), siempre tiene que existir una mayoría masculina dentro de un grupo, porque de otra manera los potenciales consumidores podrían confundirse y no adquirir el producto que se quiere leer o ver.




Actualmente lo masculino se considera unisex y masculino a la vez y no pasa nada si la historia de un grupo de chicos con un par de chicas está dirigido a público masculino porque siguen teniendo mayoría de representación en ese grupo. Las consumidoras tienen a un par de chicas con las que identificarse sin caer en el Foco (y no siempre lo consiguen) y la Pitufina, y los consumidores se sienten representados. Pero ¿qué pasa si es al revés? ¿Qué pasa si el grupo tiene más chicas que chicos en una obra?

Que es para chicas.

Eso o que genera una reacción absurda por parte de la población masculina con comentarios tipo: Ya están las feministas jodiendo películas de acción/clásicos de infancia (si son remakes)/¿Qué pasa, qué tiene que haber tantas mujeres en todas las películas/libros?, etc...




Parece ser que los hombres no se pueden identificar con mujeres porque... No sé, chicos, ser mujer no es tan malo, o no sería tan malo si este mundo no nos viera como un florero o una lámpara decorativa.

(Todas las imágenes pertenecen a sus respectivos dueños)

11 comentarios:

  1. El coñazo que han estado dando los gilipollas en contra del remake de "Las cazafantasmas" no me parece ni normal. Te metes en los comentarios de cualquier revista de cine y la mayoría son tíos llorando porque la van a arruinar por poner tías de protagonistas. Que mala hostia me entra.

    Mi problema con el Síndrome de la Pitufina es que me hacía desear ser LA CHICA del grupo y dejar a todo el mundo flipado, pero es que es jodidamente imposible y muy frustrante. Es casi como desear ser una Mary Sue (porque además la suelen liar con el prota cuando ella no es el personaje principal). Pereza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las Cazafantasmas no era ya ni normal, porque es obvio que es una película con la misma temática que las anteriores (es obvio, joder, no iban a hacer una comedia romántica cliché) sólo que el grupo es de chicas. Pero claro, ahí está el terror del hombre: sentirse identificado o tener que sentirse identificado con una mujer, porque ser una mujer es CACA.

      Da igual que dichos personajes femeninos estén bien hechos, caracterizados como personas igual que las personajes masculinos. Son chicas, que horror, no quiero proyectarme en una mujer.

      A mí de pequeña la Pitufina no me importaba, porque me imaginaba siendo ella con los chicos que hacían todas las cosas divertidas, pero al crecer me di cuenta de que era un mal endémico y que no era tan guay como parecía, que no era un personaje modelo en la gran mayoría de ocasiones, pero bueno...

      Poco a poco las cosas van mejorando, dentro de lo que cabe.

      ¡Gracias por pasarte y comentar!

      Green

      Eliminar
  2. En Capitan America: Civil mas que 3+2 es 8+2.¡ Menudo campo de nabos!. Y en defensa de Jean Grey diré que en su equipo también esta Tormenta y Picara (por lo menos en la scaracterizaciones buenas)
    Lo que tu dices, el sindrome Pitufina es para que el grupo parezca mas diverso pero sin de verdad serlo, porque el personaje tiene la caractersitica de ser chica. Ni lista, ni valiente, ni graciosa. Solo la chica. Es diferente por tener vagina, lo que solo hace destacar la mediocridad de los guionistas. Igual que pasa con el foco de la chica especial (que todo "chica especial" es pitufina pero no toda pitufina es chica especial, no se si me explico) que es un tópico machista por lo mismo, solo es especial por tener vagina pero ademas por ser mejor que las otras chicas porque claro la chica especial hace cosas de hombres, cosas importantes no como "las otras chicas" que piensa en moda y esas cosas. Uff, no soporto ese cliche.
    Buena entrada, y por cierto os nomine para los liebster award son dos preguntas de nada así que podéis pasar de hacerlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El grupo "original", es decir, los inicios de x-men en cómic, sólo tenía a Jean. 100 y pico capítulos más adelante es cuando incorporan compañeros nuevos.

      Eliminar
    2. El MCU tiene graves carencias y se nota que el equipo mayoritario tras la cámara es de hombres porque no es como si no hubiera superhoreoínas múltiples en los Vengadores de los cómics. Y sólo hace falta ver el poco interés que han tenido en hacerle una película individual al único personaje femenino recurrente del grupo (porque dudo que vayan a hacerle una a la Bruja Escarlata). Es gracioso que la Viuda sea la Pitufina del grupo para que me identifique con ella porque lo último que suelo hacer es identificarme con personajes tipo femme fatale, hechos específicamente para calentar a los hombres y alegrarles la vista.

      Con respecto a los X-Men, como dice Tsukeeno's, el grupo original de la Patrulla X estaba compuesto por cuatro hombres y una mujer, Jean. Mucho tiempo después ya fueron introdujendo nuevas heroínas y a día de hoy, los mutantes al menos tienen mucha variedad. Su ropa sigue siendo controvertida, pero hay variedad.

      Pasaremos a ver la nominación, muchas gracias, y gracias también por comentar <3

      Green.

      Eliminar
  3. Juego a rol con chicos y con chicas indiferentemente. Los chicos de mi grupo son bastante feministas y lógicos, ya sabéis a lo que me refiero. Una vez empezamos una partida y me entregaron los personajes. Todos eran femeninos. Y, sin querer, empezamos a preguntarnos en alto si alguien tendría que cambiar de género su personaje.

    "Esperad, ¿por qué tendríamos que hacerlo?" preguntó alguien. Y tenía razón. ¿Qué había de malo en un grupo de cuatro piratas mujeres, si en uno de cuatro piratas hombres nadie habría levantado una ceja? ¿Por qué tendrían que equilibrarse si ninguno de los personajes estaba mal tal y como estaba?

    Pues eso en un grupo feminista. Ahí lo dejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es exactamente lo que hay que conseguir, que sea totalmente natural y que de igual que un equipo entero sea femenino, ya sea a la hora de leer, de ver en una película o de jugar a rol. Yo también tengo un grupo de rol similar y aunque no hemos llegado a hacer un equipo completamente de chicas, tanto yo como mis amigos hemos hecho personajes de todos los géneros y ninguno ha puesto jamás el grito en el cielo.

      El objetivo es ese, que los personajes femeninos no den miedo a los hombres a la hora de identificarse con ellos, que las mujeres no los descarten porque están acostumbradas a que sean clichés y floreros. ue los personajes emeninos sean personas, al fin y al cabo.

      Gracias por pasarte y comentar <3

      Green.

      Eliminar
  4. Me has recordado a los videos que Anita Sarkeesian ha hecho sobre este mismo síndrome y el de la “Señora Personaje Masculino”. Te los recomiendo mucho si no los has visto.

    Me hace gracia que cuando reivindicas protagonismo y representación femenina te suele saltar algún machito ofendido preguntando qué problema tienes con identificarte con un personaje masculino, pero mágicamente este argumento deja de funcionar a la inversa y lo de ser ellos los que se identifiquen con un personaje femenino ya no lo ven.

    Igual que también he notado que por mucho que pongan a la chica la más poderosa luego su poder sea de adorno porque la mayoría de las veces la acaba teniendo que salvar un hombre de todas formas, lo cual es insultante. Parece que ni siendo más poderosas que ellos no podemos cuidar solitas. Supongo que se creerán que con decir que es poderosa ya han cumplido y pueden seguir reproduciendo roles sexistas y quedarse tan panchos.

    Por cierto, soy Selenita. Comento como anónima porque por alguna razón mi comentario no se envía con el perfil wordpress.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Selenita! Gracias por pasarte aunque sea como anónimo <3

      Buscaré esos vídeos que dices, porque el tema me interesa bastante y siempre viene bien escuchar opiniones y buscar información nueva. Señora Personaje Masculino, nunca se me habría ocurrido llamarlo así xD

      Es muy triste que nosotras tengamos que identificarnos siempre con personajes femeninos mal hechos, fanservice, adornos o puros esquemas de falso feminismo, o con personajes masculinos (con lo cual yo no tengo problema, PERO) y que cuando aparezca un personaje femenino protagonista, bien hecho y que no está para el disfrute del público masculino, ya salten todos diciendo que el feminismo les está robando el cine y que qué asco identificarse con mujeres.

      Ahí está el problema, que se sigue viendo a las mujeres como algo malo con lo que identificarse y mucha gente ni siquiera lo nota.

      Eliminar
  5. Más artículos como estos hacen falta, la verdad es que encontrarme cosas así cuando leo/veo series/pelis me enerva...

    Por cierto, este blog va a ser víctima (si lo desea) del Book Tag: Best Blog. Toda la información la tenéis por aquí: http://escribeconingenio.blogspot.com.es/2016/05/book-tag-premios-best-blog.html

    ¡Nos leemos! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por pasarte y comentar!

      La verdad es que llega un punto en el que es tan repetitivo y tan baboso que molesta, y ni siquiera estoy hablando de cuando sexualizan a la Pitufina de forma exuberante. Yo no tengo problema con identificarme con pjs masculinos, pero me gustaría tener el mismo número de historias con pjs femeninos sin que por ello sean las femme fatales o los modelos actuales repetitivos de Chica Fuerte e Independiente, que no es más que un engendro nacido de la mezcla entre el trozo de carne para los hombres y el pegar toñas y manejar la espada para que las chicas se callen.

      Por el momento nos abstemnemos de realizar Booktags, pero para el año que viene quizá XD

      Green.

      Eliminar